(es)

Todo el mundo recuerda esa primera vez que vimos un kite en el agua y decir “wow” yo también quiero probar eso.