Surf junto a los pabellones de Ifema

Una compañía negocia con las administraciones construir una laguna artificial con olas enormes junto al Campo de las Naciones

madrid-surf-ifema
Simulación de cómo quedaría la instalación

Surfear olas en la capital será posible dentro de un año. Si todos los planes salen según lo previsto, el Campo de las Naciones contará con una laguna artificial a partir del verano de 2016, donde los nostálgicos de las playas de Hawaii, California o Tarifa podrán consolarse cabalgando olas de hasta 2,2 metros de altura. El proyecto, que contaría con una inversión de unos 10 millones de euros, ya está en manos de las administraciones madrileñas, que ha comenzado a dar los primeros pasos para que pueda hacerse realidad en breve.

La sociedad Surf in the City ha presentado un proyecto al Ayuntamiento de Madrid para la construcción de un complejo de surf junto a los pabellones de Ifema. La Junta del distrito de Hortaleza aprobó un decreto el pasado día 10 de febrero en el que admitía a trámite el estudio de viabilidad presentado por esta empresa. La intención del Consistorio madrileño es abrir un proceso de libre concurrencia en el menor tiempo posible por si existen otras empresas interesadas en la construcción de un complejo de estas características. Una vez solventada esta etapa, se sacará a concurso para que pueda comenzar a construirse en el menor tiempo posible.

En Gales y Texas
El proyecto está bien definido y detallado. Según ha podido saber ABC, el complejo se levantará en una parcela de unos 100.000 metros cuadrados que se encuentra entre la M-11, la M-40 y la calle Ribera del Sena, junto a los recintos feriales. Se trata de unos terrenos de titularidad municipal que, si todo sale bien, se adjudicarán a través de concurso público mediante la concesión demanial por un plazo de 40 años prorrogables por un máximo de hasta 75 años. El desarrollo se encuentra a muy pocos metros de la Ciudad Deportiva del Real Madrid y del futuro complejo judicial de Valdebebas.

Madrid se convertiría en una de las primeras ciudades del mundo en contar con un complejo de estas características. Los promotores de esta tecnología —que permite la generación de olas de forma artificial— han firmado acuerdos con otros países. En la actualidad tienen ya en marcha proyectos similares en Conwy (Gales) y Austin (Texas, Estados Unidos), cuya apertura está prevista para dentro de un mes.

Las olas llegan a Madridr en 2016
El calendario para Madrid también está fijado: a lo largo de este año se realizaría todo el movimiento de tierras, impermeabilización y cimentaciones de la parcela. El montaje de la instalación se realizaría en 2016. Una vez finalizadas las obras, el complejo permanecerá abierto durante un periodo de prácticas de dos meses para calibrar la maquinaria y comprobar la puesta a punto de las instalaciones.

El proyecto se construiría sobre una superficie de 110.000 metros cuadrados, en el que se crearía un entorno natural que albergará una laguna de unos 50.000 metros. Concretamente, la piscina medirá casi 350 metros de largo por 180 de ancho. Estas dimensiones permitirán generar hasta cinco olas simultáneas con unas alturas variables de 2,20 a 0,5 metros y 25 segundos de duración, superando con creces la longitud media de las olas en el mar.

Hasta 140 surfistas
La tecnología Wave Garden permitirá generar dos olas en paralelo con rompientes de distintos tamaño cada una, que permitirá albergar en la laguna hasta 140 surfistas distribuidos según su nivel. Los debutantes aprenderán en la «zona de las espumas», mientras que los profesionales podrán disfrutar de la ola de mayor tamaño.

La piscina generará unas 60 olas a la hora, lo que significa unos 300 rompientes en ese periodo de tiempo. Las olas se podrán generar en ambos sentidos, por lo que no será necesario el retorno del surfista como ocurre en alta mar.

La laguna estará rodeada de arena para crear una zona de playa de unos 20.000 metros cuadrados, capaz de acoger a más de 5.000 personas. En este complejo, según recoge el proyecto, se prevén otros servicios como sombrillas, tumbonas, columpios, cafetería y otros deportes en la arena. Además, también contará con una zona de vestuarios con taquillas.

Acuerdos con instituciones
Para el desarrollo del proyecto, Surf in the City ha llegado a acuerdos con diferentes instituciones y organismos. La Federación Española de Surf (FES) se encargará de desarrollar en el complejo campeonatos nacionales de surf, mientras que la International Surfing Asociation (ISA) realizará allí pruebas con deportistas extranjeros. También se han alcanzado acuerdos con el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad para la inclusión del deporte del surf en la programación deportiva municipal y en el programa Madrid Azul, respectivamente. Además, el Consejo Superior de Deportes (CSD) creará en el entorno un centro de tecnificación del surf.

La elección de la parcela de Campo de las Naciones no es casual. Se encuentra junto a Ifema, a donde se puede llegar en Metro, a través de las líneas 4 y 8 (estación Campo de las Naciones y Mar de Cristal), y autobuses de la EMT. A su alrededor se encuentra un extenso parque empresarial, por lo que se prevé una fuerte afluencia incluso entre semana, especialmente en el restaurante que prevé el complejo, ya que la oferta de la zona es bastante limitada. La cercanía con Valdebebas, además, pone a disposición del proyecto una demanda potencial de unos 11.000 habitantes, que son los que prevén aterrizar en este nuevo desarrollo de Madrid en los próximos dos años.

El descarte de Alcobendas
La aprobación de este proyecto en Madrid capital dejará a Alcobendas sin la posibilidad de construir uno de similares características. El Ayuntamiento que dirige Ignacio García de Vinuesa anunció hace casi un año las negociaciones que estaba manteniendo con la empresa guipuzcoana Instant Sport, que también participa en el proyecto del Campo de las Naciones.

El regidor popular explicó entonces a los medios que estaba dispuesto a recalificar una parcela de grandes dimensiones para poder construir la piscina. Estas instalaciones obligarían a desarrollar un perfil hidrodinámico sumergido que proyecta agua hacia las orillas del lago, a las que se dota de una forma adecuada para crear olas que rompen con forma de tubo y que siempre tendrían tamaños y velocidades similares.

Vía [http://www.abc.es/madrid/20150301/abcp-surf-junto-pabellones-ifema-20150227.html]