(es)

Una vez más el equipo de F-ONE se fue a descubrir nuevos paisajes y vivir una aventura extraordinaria.

Raphaël SALLES se puso su sombrero de capitán para hacer un largo viaje y encontrarse con su equipo de Tahití y experimentar la magia que rodea a estas idílicas islas.

Acompañado de sus fieles amigos, así como los recién llegados, se fueron a bordo de dos catamaranes 25 días de pura felicidad en otro mundo.

Tahití es como te lo imaginas: salvaje, poderosa, con la fuerza del océano estando ahí siempre presente y donde el compartir y la sabiduría son valores comunes dentro de todo su pueblo.