Epic Kites, una empresa familiar de Dimitri Maramenides, se inició con dos objetivos simples, pero extraordinarias. Crear unos productos de calidad con precios muy competitivos, y ofrecer el mejor servicio al cliente que no existe en la industria del kitesurf.